Alexander Fleming

Alexander Fleming (1881 – 1955) fue un científico británico. Su mayor trabajo fue descubrir una enzima antimicrobiana llamada lisozima. También fue el primero en observar los efectos antibióticos de la penicilina.

Fleming nació en Darvel, Escocia. Trabajó como médico microbiólogo en el hospital St. Mary de Londres hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial. Durante la guerra fue médico militar en los frentes de Francia. Quedó impresionado por la mortalidad de las heridas de metralla infectadas, así que al finalizar la guerra, regresó al St. Mary donde buscó intensamente un nuevo antiséptico para tratar la agonía de las heridas infectadas.

Los dos grandes descubrimientos de Fleming fueron accidenales, pero demuestran su gran capacidad de observación e intuición: Descubrió la lisozima después de que mucosidades, procedentes de un estornudo, cayesen sobre una placa de Petri en la que crecía un cultivo bacteriano. Unos días más tarde notó que las bacterias habían sido destruidas en el lugar donde se había depositado el fluido nasal.

El 22 de septiembre de 1928, al inspeccionar sus cultivos bacterianos antes de destruirlos notó que una colonia de hongo había crecido espontáneamente. Alrededor de ella, las colonias bacterianas eran transparentes, debido a una lisis bacteriana (la lisis significa la muerte de las bacterias). Este hongo fue más tarde reconocido como el Penicillium notatum. Fleming reconoció inmediatamente la trascendencia de su descubrimiento, pero sus contemporáneos lo subestimaron.

La síntesis de la penicilina era complicada, así que Fleming no pudo lograr purificar el medicamento solo. Los químicos Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey desarrollaron en Inglaterra un método de purificación de la penicilina que permitió su síntesis y distribución comercial para el resto de la población. Para facilitar su difusión, Fleming nunca patentó su descubrimiento.

En 1945 Fleming, Chain y Florey recibieron el Premio Nobel de Medicina. Su descubrimiento de la penicilina significó un cambio drástico para la medicina moderna iniciando la llamada “Era de los antibióticos”. El aporte científico de Fleming es doble pues además de descubrir una molécula química (penicilina) también encontró una molécula enzimática (lisozima) con actividad antibiótica. Por esta razón Fleming puede ser considerado como el primero en descubrir una enzima antimicrobiana.

Alexander Fleming murió en Londres en 1955 de un ataque cardíaco. Fue enterrado como héroe nacional en la cripta de la catedral de San Pablo de Londres.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *