Max Planck

Max Karl Ernest Ludwig Planck (1858 – 1947) fue un físico y matemático alemán fundador de la teoría cuántica y Premio Nobel de Física en 1918.

La familia de Planck fue, desde sus bisabuelos, muy culta. Pasó su infancia junto a compañeros de escuela de las familias más conocidas de Múnich. Se graduó a los 16 años con la idea de profundizar en la física para comprender los fundamentos de esta materia. Terminó graduándose en la Facultad de Física de la Universidad de Múnich. Se graduó de su doctorado con una tesis llamada “Sobre el segundo principio de la termodinámica” a los 21 años. Luego, en 1892 se volvió catedrático de física teórica.

Desde 1905 hasta 1905 fue la cabeza de la Sociedad Alemana de física. En 1913 se puso a la cabeza de la universidad de Berlín y 5 años después obtuvo el Premio Nobel de Física por la creación de la Mecánica Cuántica.

Logró deducir que el “cuerpo negro” absorbe la energía electromagnética en cantidades indivisibles elementales, a las que dio el nombre de quanta (cuantos). El valor de dichos cuantos debía ser igual a la frecuencia de las ondas multiplicada por una constante universal, la llamada constante de Planck. Este descubrimiento le permitió, además, deducir los valores de constantes como la de Boltzmann y el número de Avogadro.

Ocupado en el estudio de la radiación del cuerpo negro, trató de describir todas sus características termodinámicas, e hizo intervenir, además de la energía, la entropía. Conforme a la opinión de Boltzmann de que no lograría obtener una solución satisfactoria para el equilibrio entre la materia y la radiación si no suponía una discontinuidad en los procesos de absorción y emisión, logró proponer la “fórmula de Planck”, que representa con exactitud la distribución espectral de la energía para la radiación del llamado cuerpo negro.

La innovadora hipótesis cuántica de Planck supuso una revolución en la física del siglo XX, e influyó tanto en Albert Einstein (efecto fotoeléctrico) como en Niels Bohr (modelo de átomo de Bohr).

Su vida privada estuvo presidida por la desgracia: contrajo nupcias en dos ocasiones, sus cuatro hijos murieron en circunstancias trágicas y su casa quedó arrasada en 1944 durante un bombardeo; recogido por las tropas estadounidenses, fue trasladado a Gotinga, donde residió hasta su muerte en 1947.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *