¿Qué significa ser innovador?

Desde los inicios de la humanidad, los inventos de ciertos innovadores han cambiado paradigmas y dado una nueva visión del mundo. Actualmente, gracias a la accesibilidad de la información, muchas personas desarrollan proyectos tecnológicos y crean sus propias empresas. Sin embargo, ¿podemos llamar a todas estas personas “innovadores”?

Desde el punto de vista de este blog, un innovador es alguien que cambia la vida de las personas mediante sus aportes, ya sean científicos o ideológicos. Si una persona impactó la vida de miles, haciendo que el mundo que nos rodea mejore, se le puede considerar un innovador.

Por otro lado, como ya se mencionó, no todas las personas que tienen un proyecto o realizan investigaciones son innovadores. En cada país hay cientos de investigadores y cada uno de ellos tiene uno o varios proyectos. Estos proyectos por sí mismos podrían ser las bases de un gran cambio, pero solo cuando un innovador junta las piezas del modo correcto y cambia la historia con sus descubrimientos.

Veamos ejemplos de algunos innovadores y lo que hicieron:

  • Albert Einstein, con su Teoría de la Relatividad, cambió el pensamiento de los físicos del mundo y descartó ideas que se tenían desde los tiempos de Newton.
  • Alan Turing es considerado el padre de la ciencia de la computación. Desarrolló conceptos como el test de Turing y la máquina universal. Su trabajo fue vital para la victoria de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial
  • Steve Jobs cambió la forma en que vivimos el día a día con el invento del primer ordenador personal, el iPhone, el iPad, etc. Hasta hoy es una figura de gran inspiración para el mundo de la tecnología por su filosofía en donde “lo importante es tener buen gusto”.

Alan Turing

Hoy hablaremos de Alan Turing (1912 – 1954), el genio que es considerado como el padre de la computación.

Desde pequeño, Turing desarrolló una gran habilidad matemática paralelamente a su desapego al pensamiento tradicional. Su gran invento se desarrolló durante la Segunda Guerra Mundial.

Ahí fue contratado por el ejército para descifrar el mejor dispositivo de encriptamiento creado hasta el momento. La máquina Engima era usada a diario por las fuerzas nazis para transmitir mensajes, lo que les daba una gran desventaja a los Aliados.

Turing llegó a la conclusión de que un ser humano no podría descifrar las millones de combinaciones que la máquina podía llegar a tener. Se basó en un dispositivo polaco llamado Bomba. Lo mejoró y con él pudo descifrar los patrones alemanes que cambiaban cada 24 horas.

Lamentablemente, a pesar de su enorme aporte a la ciencia, fue castigado por la ley británica de la época por ser homosexual. Hundido en la depresión, se suicidó envenenándose a los 41 años, no sin antes lograr otros grandes inventos como el Test de Turing y el primer programa de ajedrez por computadora.

Autor del post: Arturo Cuya Reyes